CGCnet Gestoría Tecnológica Blog

Me han robado el móvil, ¿qué hago?

Es muy posible que no nos hayamos planteado dicha cuestión, hasta que, por desgracia, sea demasiado tarde. Por ello vamos a ver qué podemos hacer si al final sucede esa situación.

En primer lugar, es importante, para que no puedan utilizar fácilmente el dispositivo, disponer de una clave de acceso. Será la primera barrera para salvaguardar nuestros datos.

También, previamente, deberíamos haber activado los servicios antirrobo: en IOS sería “Buscar mi iPhone” con iCloud y en Android “Administrador de Dispositivos” con nuestra cuenta de Google. Con estas herramientas podremos controlar desde un ordenador la situación de nuestro móvil (siempre que tengamos activado el GPS), y en su caso borrar todo el contenido, o emitir una señal acústica, por ejemplo. Existen otras aplicaciones más sofisticadas independientes, que podrían, incluso, hacer una foto del usuario que en ese momento utilice el terminal.

Después de utilizar dichas herramientas, por si pudiésemos extraer alguna información o salvaguardar nuestros datos, debemos proceder a avisar a nuestra operadora para que inhabiliten la tarjeta SIM y no puedan utilizarlo para llamar o navegar. Por último, se debería realizar una denuncia en la Policía.

Tener a mano los datos de la operadora y el nº de IMEI del dispositivo, siempre ayudará a agilizar los trámites.

Otro aspecto importante a prever, es la restauración de los datos que teníamos en el móvil. Para ello deberíamos realizar una copia de seguridad habitual, en la nube o en nuestro ordenador y tener sincronizados nuestros contactos, correos y fotos con servicios en línea.

Recordar que, si tienes en el móvil datos profesionales sensibles por tu trabajo, estos consejos cobran especial importancia, e incluso se debería ampliar la seguridad.

En estos casos la prevención es muy importante, para no perder, al menos, nuestros datos.

Carlos Gómez Cacho. Tecnólogo.

Todo conectado

Han transcurrido ya un par de años desde que comenzamos a  hablar  de este concepto, ahora cada vez más está cobrando especial importancia tanto por sus grandes avances, por un lado, como  por su seguridad o la falta de ella. Me estoy refiriendo al “Internet de las Cosas“, conocido también por sus siglas en inglés “IoT” (Internet of Things).

Ya casi todo el mundo tiene alrededor suyo algún elemento conectado a Internet, empezando por el propio teléfono, y pasando por todo aquello que denominan “smart” (relojes: “smartwatch“, televisores: “smarttv“, ciudades: “smartcities“, etc.). Pero también los electrodomésticos (frigoríficos que pueden hacer la compra), los coches… y así una larga lista de “cosas” conectadas a Internet.
Realmente Internet lo que hace es conectar todos esos objetos y poder interactuar con ellos, desde cualquier lugar, facilitándonos la vida.

Todo eso está muy bien, y ya era conocido, pero ahora, y a raíz de un reciente ciberataque a gran escala en los EEUU afectando a medio Internet, se plantea el tema de la seguridad del “Internet de las Cosas”. Se cree que ese ciberataque fue a través de cámaras IP (conectadas a Internet). El motivo es simple, muchos de estos dispositivos no se configuran de forma más segura, dejando la que viene por defecto. Esto facilita que se puedan intervenir con cierta facilidad (aunque es necesario ser bastante experto, lógicamente).

Así que como en todo tema de tecnología, el problema no viene de la propia tecnología, si no cómo se utiliza esta. Pasa, por ejemplo, con las contraseñas. Un sitio puede ser muy seguro, pero si nuestra clave es muy débil, o no la protegemos adecuadamente, será fácil entrar (es como cerrar una puerta de seguridad dando solo un portazo). El eslabón más débil es siempre el humano.
¿Repasarás cómo tienes conectados tus dispositivos?

La transformación digital, ¿qué es realmente?

Últimamente hemos podido asistir al nacimiento de un nuevo concepto encuadrado en el mundo profesional, se trata de la transformación digital. Por ello esta vez me dirijo más a los profesionales (autónomos o empresarios) para que reflexionen si realmente han realizado ya esa transformación digital en sus negocios.

No existe en realidad una sola definición, a mi entender, de dicho concepto. Lo que está claro es que no se trata sólo de utilizar la última tecnología, estar en la Redes Sociales y tener una bonita página web. Aunque esos elementos pueden ayudar y contribuir a esa transformación, no son los más importantes.

Quizás, en mi opinión, lo que más necesita alguien que quiera realizar una verdadera transformación digital en su negocio es la mentalidad, es decir, estar abierto a todo, a emprender (otro concepto de moda), a formarse y aprender, a coordinarse y colaborar con otras personas, a empatizar, etc. Parecen muchas cosas, pero en realidad se puede resumir en “tener ganas de cambiar las cosas”.

Y el término digital, ¿qué pinta? Pues en realidad porque gran parte de esa transformación necesita de tecnología. Muchas herramientas y procesos necesitan de elementos físicos como los ordenadores, teléfonos móviles, tabletas, comunicaciones como la fibra, ADSL, 4G, etc.; y de aplicaciones y servicios, desde los ERP, CRM, programas ofimáticos, de diseño, etc., hasta los servicios en la nube, que pagas por lo que usas, por lo que la utilización de Internet se hace imprescindible, debiendo crear todo negocio su ecosistema digital (web, RRSS, blog, marketing digital, etc). Así si la base tecnológica de una empresa era importante hasta ahora, con la transformación digital se convierte en indispensable, pero siempre en combinación con esa mentalidad de la que hablaba, cambiando y modificando actitudes frente a la nueva realidad del mundo actual. En conclusión, esa transformación digital tiene que empezar con las personas.

¿Está preparado tu negocio para la transformación digital? ¿Y tú?.

Carlos Gómez Cacho

Consejos y apps para un verano digital

Para poder disfrutar de unas buenas vacaciones y que los temas digitales no nos den problemas, no está de más tomar algunas precauciones:

  • Capacidad de almacenamiento: hacer limpieza de fotografías y mensajes de Whatsapp, nos dejará espacio para todo lo nuevo. Quizás colocar una tarjeta de SD más grande, si nuestro móvil lo permite, sería interesante.
  • Copia de seguridad de las fotos realizadas: para no perder nada es bueno tener un sistema de copia online (Dropbox, Google Drive, iCloud), para que cuando tengamos wifi nos las suba, para no gastar datos. Y si utilizamos tarjetas SD, podemos sacarlas y volcar la información en un ordenador, si es posible.
  • Batería: muy importante. Aparte de llevar un cargador a mano, no está de más tener baterías externas para cuando no podamos cargar normalmente. Hay que acordarse de recargarlas después. Ojo con tener el wifi, bluetooth, gps, activados, si no los necesitamos, pues consumen mucha energía.
  • Conservación y seguridad: si vais a la playa con el móvil ojo con la arena, es el peor enemigo del móvil, existen fundas especiales. Respecto a la seguridad podéis consultar alguno de los artículos al respecto, publicados, para no extendernos.
  • Extranjero: consultar con vuestra operadora las condiciones actuales del roaming, pues una cosa es lo que sale en la publicidad y otra la realidad.

Algunas apps recomendables para facilitarnos las vacaciones digitales:

  • Booking: también en la web, para todo el tema de alojamientos.
  • iPlaya: saber el estado de las playas antes de ir es una buena opción.
  • Waze: si vamos en coche nos irá bien saber información del tráfico: carreteras, atascos, obras… con ayuda de los propios conductores.
  • Repix: para mejorar nuestras fotos.
  • i-Nigma: lector de QR para los sitios turísticos donde se utilizan bastante para darnos mucha información y tenerla en nuestro propio móvil.
  • Anti Mosquito: si funciona puede ser de gran ayuda. Curiosa.

Hablar “gratis” con el móvil

Hoy en día podemos utilizar el protocolo de VOIP (Telefonía IP a través de Internet) para llamar desde nuestros ADSL o fibra (teléfono conectado al router), y también con nuestros móviles. Lo de gratuito es relativo, porque necesitaremos una conexión a Internet (datos) con un coste, o más barato si utilizamos wifi. Dichas llamadas, que pueden ser con vídeo, consumen gran cantidad de datos, por lo que tenemos que prever qué tipo de conexión utilizaremos.

Después de estas aclaraciones y definiciones imprescindibles vamos a conocer algunas apps con las que podremos hablar o hacer videoconferencia desde nuestro móvil.

 

SKYPE. Veterana aplicación y la más popular para realizar videoconferencias y llamadas, permite hacer llamadas a teléfonos a precios muy competitivos, interesante si llamas al extranjero.

HANGOUTS. Versión de Google de la anterior. Si tienes una cuenta de Google tienes el servicio. Destaca la rapidez y sencillez. Buena opción para grupos.

FACEBOOK MESSENGER. Otra opción dentro del mundo de Facebook, además de utilizar el chat de texto puedes realizar llamadas de voz.

WHATSAPP. La facilidad de uso de este sistema de mensajería permite además utilizarlo para llamar, si no sales nunca de ella. Aunque la calidad y el gasto de datos puede frenar su uso.

VIBER. También veterana aplicación de llamadas de voz, cuya principal característica es el poco gasto de datos para hacerlas, lo que la convierte en una buena opción si se necesita hacer muchas llamadas sin wifi.

Se puede encontrar más información sobre ellas en Internet, y las apps en el App Store y Google Play.

La elección también dependerá de nuestro círculo social y profesional, y de las tarifas de nuestra operadora de telefonía, que a veces no hace necesaria la utilización de la VOIP, por su precio y calidad, dejando su utilización para videoconferencias.

Carlos Gómez Cacho.

Experto en tecnología e Internet.

www.gestoriatecnologica.es

¿Problemas con tus contraseñas?

Cuantas veces nos hemos quedado en blanco, y hasta pálidos, cuando queríamos entrar en una web con usuario y contraseña, y al no acordamos de la clave no hemos podido acceder a una información que necesitamos. Seguro que os ha pasado alguna vez.

Una solución ante dicha situación es tener la misma contraseña para todo… y esperar que nadie la averigüe y hunda toda nuestra vida. Otra forma es tener un desorganizado “Excel” o “Word”, en el cual debemos estar un rato buscando la clave que necesitamos, eso si, le hemos puesto una contraseña al archivo al menos.

Os propongo otra forma segura, seria y organizada: los gestores de contraseñas. Estas aplicaciones, que podemos tener en nuestro PC, Mac o dispositivos móviles (Apps), nos permiten tener controladas todas nuestras claves, así como cualquier tipo de información sensible. Son verdaderas cajas fuertes digitales. Te ayudan incluso a crear claves seguras, y sin necesidad de recordarlas, basta con tener nuestro móvil, por ejemplo, cerca. Y en nuestro ordenador nos la puede colocar automáticamente.

Estas recomendaciones sirven para todos los Sistemas Operativos y plataformas móviles. Están en español, tienen versión gratuita con posibilidad de pasar a pago y tener más opciones. Tienen posibilidad de utilizar nuestra huella dactilar, y sistemas de verificación de identidad en dos pasos.

Uno de los más utilizados es LastPass (lastpass.com), otro de los importantes, Dashlane (dashlane.com), y para acabar uno muy utilizado y conocido, Keeper (keepersecurity.com).

Existen otros gestores, pero para no abrumar he propuesto solo los más conocidos y modernos.

Lo importante es que si tienes muchas claves, y no eres capaz de controlarlas, utilices algún tipo de gestor que se adapte a tus necesidades. Recuerda que las contraseñas son las llaves de nuestra vida digital.

Carlos Gómez Cacho

 

Tu móvil, tu cámara

Está comprobado que la cámara más utilizada en el mundo es el iPhone, aunque tenemos detrás al resto de plataformas móviles. Al fin y al cabo, como algún profesional de la fotografía dijo, la mejor cámara es la que llevas encima. Por ello como nuestro teléfono nos acompaña permanentemente, qué mejor forma de realizar magníficas instantáneas y videos, y aunque la calidad, en algunos casos, pueda no ser la mejor, la inmediatez y la oportunidad pueden suplirla.

Si en los tiempos de la fotografía analógica (no tan lejanos), debíamos comprar un carrete de película, con una cantidad limitada de fotografías, después revelar los negativos y pasarlo a papel, y por fin ver el resultado; hoy en día todo ese proceso sucede en segundos, viendo el resultado acto seguido al disparo.

Pero aún podemos hacer más después de esa captura, en nuestro propio terminal podemos llevar un laboratorio fotográfico donde podremos “revelar” y tratar esas instantáneas.

A continuación os paso unas cuantas apps, que pueden ser útiles para tratar nuestras fotografías y de paso añadir un toque personal.

VSCOcam. Considerada una de las mejores aplicaciones para el retoque fotográfico en nuestro teléfono, de una forma profesional, con filtros impresionantes.

REPIX. Otra app para el retoque, muy imaginativa y sencilla de utilizar.

RETRICA. Si nos gusta darle un toque vintage a nuestras fotos, ésta app nos puede ayudar.

BAMBO LOOP. Para “pintar” encima de nuestra foto, creando divertidas imágenes para enviar a nuestros amigos.

CAMME. Y como no, no podía faltar una app para nuestros selfis o autofotos, pero esta vez sin necesidad de palos ni nada más. Muy curiosa.

Esta pequeña recopilación sirve para IOS y Android, y son gratuitas.

Un consejo, acordaros de ir haciendo copia de vuestras fotografías, en la Nube o en el ordenador, y después eliminarlas del móvil, su capacidad es limitada, y así tendremos a buen recaudo esas fotos únicas e irrepetibles. Podemos utilizar para ello Instagram, Pinterest, Flickr, Dropbox, Google Fotos, etc. y además compartirlas, si queremos.

Carlos Gómez Cacho. Consultor TIC.

Organizándonos con el móvil

Entre muchas de las funciones que tienen nuestros teléfonos inteligentes (smartphones), es la de ayudar a organizar nuestra vida profesional y personal, es decir, la agenda de toda la vida.

En esta ocasión vamos a tratar algunas apps que pueden organizar nuestras tareas y pequeños proyectos, haciendo más productivo nuestro trabajo diario. Todas están en español e inicialmente son gratuitas (sistema Freemium). Además, son compatibles con IOS, Android, Windows, Mac y versión web.

 

TODOIST. Uno de los organizadores veteranos y más utilizados. www.todoist.com.

 

 

WUNDERLIST. Utiliza una forma muy sencilla e intuitiva de planificar las tareas. www.wunderlist.com.

 

 

HIGHTRACK. Muy enfocada a la productividad profesional. Creación española. www.hightrack.me.

 

 

GTASKS. Versión solo en app para poder sincronizarse con Google Tasks, que no tiene aplicación móvil propia.

 

 

EVERNOTE. Aplicación por excelencia en el campo de la productividad, con muchas más posibilidades que la gestión de tareas. Indispensable. www.evernote.com

 

¿Conoces o utilizas otras apps para organizarte con el móvil?.

 

Buenos propósitos, tecnológicos, para el 2016

Buenos propósitos, tecnológicos, para el 2016

En estos días, en los que todos nos proponemos objetivos para el año que se inicia (aunque luego no los cumplamos), estaría bien pensar en otros propósitos, pero en nuestra parcela tecnológica, e intentar, por supuesto, cumplirlos.

Respecto a nuestro inseparable móvil: no conectarse a redes wifi “free”. Borrar de vez en cuando fotos y wasaps, haciendo antes copias de seguridad de ellas (en la Nube o conectándose al ordenador). Apagar el dispositivo alguna vez (para mejorar técnicamente y para “desconectar” uno mismo). Configurar una clave para entrar en el terminal, así protegeremos mejor nuestra privacidad. No descargar apps de sitios desconocidos ni hacer caso a todo lo que llega por Whatsapp o correo.

Respecto al ordenador: si es portátil no conectarse a redes gratuitas. Tener instalado un antivirus, y de vez en cuando repasar exhaustivamente el equipo (no vale con instalarlo y punto). Organizar la información y eliminar lo innecesario (los ordenadores tienen mucha basura digital). Apagar el equipo por las noches. No navegar ni descargarse información desde sitios poco fiables, a veces somos nosotros los que dejamos pasar a los virus. Tapar la cámara web del portátil (y tabletas), nunca se sabe.

Respecto a las Redes Sociales: no aceptar la amistad de cualquiera que nos lo pida. Pensar la información que ponemos, como, por ejemplo, las fotos, que podrían acabar en una valla publicitaria en Noruega. Existe la vida fuera de dichas redes.

Bueno, con este pequeño resumen, muy conciso, espero que nos atrevamos a cumplir estas propuestas, que al fin y al cabo son de sentido común. Recordad que la tecnología puede ser buena o mala, según cómo la utilicemos. Feliz 2016.

Carlos Gómez Cacho. Consultor TIC

www.gestoriatecnologica.es

Tengo problemas con mi wifi, qué hago?

Hoy en día las redes wifi campan por sus anchas en todas partes, en casa, en el trabajo, en la calle… Y los problemas con ellas también, estos pueden venir de dos áreas, la de la calidad y la de la seguridad.

Respecto a la calidad debemos tener en cuenta una serie de condiciones:

Colocar el router en la zona más central, si colocamos en una punta de la casa el router la señal puede no llegar al final. Si no queda más remedio, se pueden colocar amplificadores o repetidores.

– Intentar evitar colocar el router en espacios cerrados y bajos. No es buena idea meterlo en un armario, ni dejarlo en el suelo.

– Si situamos dicho router cerca de una televisión, teléfono o en la cocina con aparatos como el microondas, estos pueden interferir en la señal.

– La forma de utilizar Internet también puede hacer que nuestra wifi sea más lenta. Por ejemplo, realizar video llamadas o juegos en línea, que consumen muchos datos pueden ralentizarla. 

Y en lo que se refiere a la seguridad:

– Nuestra wifi puede ir más lenta porque alguien haya pirateado nuestra señal y puede estar utilizándola para convertir nuestros equipos en zombis (para el envío de información a la Red) o simplemente para uso normal.

– Es importante cambiar las contraseñas de vez en cuando, y sobre todo cuando sospechemos que hay intrusos en nuestra wifi. Una forma de saberlo es utilizar aplicaciones que detectan los dispositivos conectados.

Apagar el router cuando nos vayamos a ausentar más tiempo es una buena costumbre también.

Y una buena recomendación, es conveniente aprender un poco más sobre la tecnología que nos rodea para poder aprovecharla con garantías.

Carlos Gómez Cacho. Consultor TIC